Noches calientes tailandesas. Las animadas calles sobre Bangkok esconden la sordida certeza Con El Fin De las jovenes prostitutas.

Noches calientes tailandesas. Las animadas calles sobre Bangkok esconden la sordida certeza Con El Fin De las jovenes prostitutas.

Published on January 11, 2008

En este sector del sexo tratan de sobrevivir desplazandolo hacia el pelo suenan con Europa.

Almas sensibles abstenganse. En Bangkok las escandalosos neones parpadeantes anuncian los picaros colores sobre los bares de estas travesi­as. En el Soi Cowboy, despues de unos cristales ahumados, se desarrolla el verdadero acto. Jovenes tailandesas, casi desnudas, intentan seducir a la publico occidental al ritmo del ultimo triunfo de Britney Spears. Algunas tambien usan las utensilios mas increibles para dar un matiz picante a las sex-shows.

Un turista tudesco acaba sobre designar a su victima y la invita a coger la copa, bajo la atenta inspeccion sobre la comadrona. Sus movimientos terminaran en la cama si el europeo, el “farang” igual que le llaman los locales, acepta descargar a la mozo sobre sus obligaciones an intercambio de varios billetes en la mano de la partera. Esta operacion, el “bar fine” (penalizacion del bar), se anade a los salarios que reciben las senoritas del “Soi Cowboy”: 100 eurillos al mes mas las comisiones por las bebidas consumidas por las clientes. Un sueldo insuficiente para vivir en Bangkok.

Sin embargo este pobre salario seri­a superior que ninguna cosa: en otros establecimientos solo contratan a hembras en regimen de free-lance o autonomas. La mayoria recien llegadas de provincias del ideal, el sueldo sobre estas ultimas varia en funcion de la cantidad de alcohol que consiguen realizar ingerir a sus caballeros.

Las jefes, usualmente inflexibles con sus empleadas, las penalizan economicamente En Caso De Que el cliente se niega a retribuir la “bar fine” igual que debe. Mas lejos, en la avenida, las prostitutas, a veces transexuales, son llamadas por los que rondan debido a la cuarentena: cabellos grises, michelines escaso El jersey de tirantas y chanclas.

La economia del sexo

Ninera plaza, Patpong, Pattaya, Phuket…, ?son tantos las nombres que evocan el paraiso del turismo sexual en que se ha convertido Tailandia en los ultimos anos! an aniversario de actualmente, el estado posee mas sobre 200.000 trabajadores sexuales. Algunos tambien adelantan la cifra sobre un millon. La industria del recreo que les emplea represento el 3% sobre la bienes tailandesa en 2003.

Pero las occidentales venidos a Tailandia igual que turistas sexuales nos parezcan cualquier un ejercito no representan mas que el 11% de la solicitud en prostitucion, dominada sobre largo por los japoneses, las chinos y los asiaticos en general.

Khoy, debido a en la treintena seri­a originaria de una zona rural del nordeste del pais. Vino a trabajar con dieciseis anos de vida en el pseudo-salon de amasamiento sobre la amiga en Pattaya. Alli conocio a un comprador con el que mantuvo la trato epistolar a lo largo de mas de diez anos. Este “Jules” europeo le enviaba dinero, todo el mundo los meses, No obstante como nunca era “suficiente para cubrir las exigencias basicas” ella siguio “masajeando” a otros turistas.

Su “boyfriend”, al normal de la circunstancia, volvia a verla dos o tres veces al anualidad. Despues se separaron. Ella volvio a su provincia, se caso con un tailandes, y no ha transpirado despues volvio al Sur a trabajar en el salon que la empleo anteriormente. Un buen jornada, su “Jules” se la volvio an atravesar desplazandolo hacia el pelo la invito a reunirse con el en Phuket. Despues de lo que volvieron a quedar juntos. ?Cuento sobre hadas, entretenimiento de pardillos o gana panes?

El distancia de Khoy seri­a representativo de miles de jovenes tailandesas que se lanzan al juego del “novieteo”. A veces hasta emigran al estado de motivo de sus amores occidentales. Un sueno que a menudo viene acompanado por desilusiones multiples y separaciones.

Prostitucion ilegal

l empleo mas primitivo del mundo ha acreditado una segunda lozania en los anos sesenta cuando el gobierno tailandes de la epoca, preocupado por edulcorar el fecha a fecha de los “boys” americanos de trabajo en Vietnam, creo las porciones sobre “Rest and recreation”, especialmente en Bangkok.

Desde por lo tanto, las turistas tomaron el relevo de las militares. En la actualidad, la prostitucion seri­a ilegal desplazandolo hacia el pelo desde 2001 las sex-shows solo se dan en los lugares listos Con El Fin De eso y deben cerrar a las 2 sobre la manana.

La disputa de los “trabajadores “del sexo” por un gratitud de su estatus asi­ como por mi?s grandes condiciones de empleo esta lejos sobre llevarse a cabo, pero en este vi­a oculto desplazandolo hacia el pelo tan lucrativo, donde ingentes occidentales juegan el papel sobre patrones y clientes, la faena es dura.

Una voluntaria que trabaja Con El Fin De la fundacion Empower, que disputa por el respeto de las derechos de las “trabajadores sexuales” en Tailandia, declaro: “La inspeccion que me eche la humanidad me es indiferente, hago mi trabajo, eso seri­a cualquier. Nunca pido la luna, unico querria que se me tratara con decencia en el labor, tener mas sobre un dia de tranquilidad al mes, tener acceso a la conviccion social…”.

Fotos: Documental https://datingrating.net/es/muslima-opinion/ en el turismo sexual de Jordan Clark (Foto: GalerieDavidCrown/Flickr)Foto pagina de inicio: (stygiangloom/Flickr)

Comments for this post are closed.